El sueño de la casa propia bioeficiente

El sueño de la casa propia bioeficiente

  • 29/06/2016

 Un ingeniero civil argentino construyo su propia vivienda familiar en Colonia Hugues, Entre Ríos con un criterio de bioeficiencia: utilizo materiales que no estuvieran a más de 30 km de distancia y puso especial foco en estrategias de aislación y confort térmico, re-uso de agua de lluvia e iluminación eficiente.

Ingeniero en construcciones, ingeniero civil y especialista ambiental, Fernando Raffo dedico poco más de un año a levantar esta casa de 140 m2 de los cuales 80 m2 son cubiertos y 60 m2 semicubiertos, correspondientes a las galerías, especialmente las del Norte y el Oeste, de mayor tamaño, una de las claves para dotarla de buena ventilación y disipación del calor sobre sus muros.

Diseñado desde y con el entorno

La zona donde se levantó la casa sufre mucho calor en verano y recibe abundantes lluvias, con más de 1.200 mm anuales. La vivienda, por lo tanto, debía estar bien aislada para soportar las altas temperaturas y permitir la reutilización de preciado líquido pluvial.

En cuanto a los materiales, todos fueron seleccionando con un criterio de cercanía ambiental: que estuvieran disponibles y a menos de 30 km de distancia, lo que redujo enormemente los gastos de transportes, uno de los ítems que más incide en los costos constructivos. También se utilizaron materiales de re-uso. Así, fueron elegidos diferentes tipos de tierra y arenas de zonas aledañas, tablas de eucaliptos provenientes de forestaciones y aserraderos de la región; ladrillos de campo; chapa de fibras vegetales -fabricadas a partir de un proceso que utiliza como materia prima al cartón usado-; botellas plásticas provenientes de residuos urbanos; membranas plásticas o silos bolsas y cajas de cartón tetra brick, además de aberturas obtenidas de sitios de demolición.

El eje de ubicación elegido científicamente fue norte-sur para captar los vientos predominantes. Las habitaciones se dispusieron al este, el estar y la cocina al oeste, el baño al sur y el lavadero al oeste a los fines de aprovechar al máximo la luz solar de acuerdo al uso de cada espacio a lo largo del día. Los muros se diseñaron de 40 cm de espesor y el aislamiento fue optimizado con la incorporación de unas 1.000 botellas plásticas, una técnica similar a la utilizada en los techos, que llevaron unos 200 fardos de 10 a 80 botellas plásticas de distintas capacidades y unas 15.000 unidades de envases de cartón

Estrategia de confort térmico, re-uso de agua de lluvia e iluminación eficiente

Una de las piezas claves de la aislación térmica es el túnel de enfriamiento de aire. Se trata de una tubería de 20 metros de largo por 1 m de profundidad que hace que el aire esté a 25 grados cuando en el exterior hace 40 grados de calor. Por ahí pasa la columna de aire que enfría las habitaciones. El sistema de ventilación prevé ventanas antiguas, de más de 2 metros, ubicadas a unos 30 cm del piso, que empiezan tomando aire más fresco desde abajo. El piso de la casa es de madera y tiene cámara de aire de 30 a 40 cm para que los ambientes estén ventilados y comunicados con el exterior, evitando así la condensación y la humedad. Los techos están conectados a una cisterna de más de 10.000 litros que permite aprovechar el agua de lluvia que se usa en el inodoro y el lavadero. Según el Ing. Raffo, con lo que llueve en la zona es suficientes para abastecer el consumo de la vivienda.

Para el agua caliente, la casa dispone de un recalentador solar bajo costo, construido con un caño negro aislado con botellas plásticas ubicadas en el techo. Ese mecanismo alcanza perfectamente bien para abastecer el agua caliente en verano, y en invierno se compensa la baja térmica con un calefón a leña comercial.

Todas las luces son de alto rendimiento y las lámparas de bajo consumo. La instalación eléctrica es generada por intermedio de un aerogenerador (generador de energía eléctrica accionado por la fuerza del viento) con baterías.

Hace más de 5 años que la familia vive en esa casa, ya que decidieron radicarse en el campo para mejorar su calidad de vida. Si bien el método utilizado por Raffo le permitió construir ya su propia casa y también la del vecino, lamentabl

Noticias

Ver Todas >

El riego maximiza los rindes agrícolas

03/05/2018

 El riego maximiza los rindes agrícola...

Un nuevo huerto urbano vertical de 1000 m² de cultivo en Francia.

02/01/2018

Un nuevo huerto urbano vertical que cuenta con 100...

Los beneficios agronómicos y productivos del fertirriego

14/07/2017

El uso de agua y fertilizante en una misma aplicac...